Cómo planificar una estrategia de E-Commerce para tu negocio

Aunque cada vez son más las personas que compran en línea, es un hecho que este tipo de comercialización todavía no reemplaza a las tiendas físicas tradicionales. La razón de esto es que hay muchas personas que sienten la necesidad de palpar el producto en persona, lo cual es una gran ventaja sobre las tiendas online. De ahí la importancia de conocer cómo planificar una estrategia de Ecommerce para tu negocio, algo de lo que les hablamos a continuación.

Una de las claves en el Ecommerce es ir más allá de las expectativas de los clientes. Es decir, cuando tenemos un comprador que se resiste a las compras online, es fundamental que nuestro Ecommerce le ofrezca una experiencia aun mejor de lo que esperaba. Una forma de conseguir esto es a través de programas de garantía de calidad ante productos dañados o protección contra fraudes.

Ahora bien, tanto la página web como la aplicación móvil de tu negocio, debe tener un diseño simple y fácil de navegar. Esto también es muy importante para lograr una estrategia de Ecommerce con éxito ya que si nos aseguramos de que todo el proceso de compra sea seguro y sin problemas, tendremos más posibilidad de que esos compradores regresen y compren otra vez.

Para tener éxito con el Ecommerce es necesario estudiar el mercado ya que cada segmento es diferente. Es decir, si se quiere tener éxito en el mercado local, hay que estudiar la demografía, los costos de operación, así como las preferencias de los consumidores y las ofertas de la competencia. Una vez que tenemos toda esta información podemos adaptar su enfoque a cada mercado local al que se apunte.

Al principio no te va a conocer nadie, por lo que tendrás que planear una estrategia de marketing y asignarle una cantidad generosa de dinero, sobretodo los primeros meses. Si no, ten claro que no venderás nada. Es como tener un comercio físico en una calle por la que no pasa nadie. Deberás elaborar tu plan de marketing fijando en el unas metas y objetivos. Debes fijar los precios para usuarios finales, promociones, descuentos, publicidad…

Investiga los medios en los que vas a darte a conocer. Facebook Ads y Google Adwords son los reyes de internet, en cuanto publicidad. Te llevarán mucho tráfico a tu eCommerce si lo haces bien. Deberás trabajar el SEO y el Linkbuilding para posicionar tu tienda lo más arriba posible en los buscadores.

El email marketing es una pata de tu estrategia que no debes olvidar para conseguir clientes fieles y tener una comunidad a la que informar de tus ofertas y novedades. Y con un blog podrás generar contenido y derivarlo a tu comercio online.

Las principales plataformas de ecommerce te permiten llevar el inventario del producto, fundamental para poder planificar. En un comercio online uno de los aspectos más importantes es el tema de los envíos. Malos envíos arruinarán tu ecommerce. Los envíos van a depender del tipo de producto. Si es frágil, voluminoso, si es producto fresco… Según lo que vendas tendrá un tipo de envío. De eso dependerá también el precio del envío y recuerda que el envío gratis es un buen gancho para cualquier tipo de oferta de un ecommerce.

El diseño web juega un papel clave en el éxito a la hora de emprender con un ecommerce. Tu tienda online tiene ser profesional, atractiva y fácil de navegar para el usuario. Las primeras impresiones cuentan, y tu sitio web es la primera experiencia que los clientes tienen con tu negocio.

Hay varios software para construir tu tienda online o puedes encargarla a medida. Valora por precio y características cual te conviene más.

El objetivo principal de una web de comercio electrónico es alentar a los clientes a comprar. Describe clara y concisamente tus productos. Resalta los beneficios de cada producto, no solo las características. Las características están bien, pero debes convencer a tu potencial comprador que ese es el producto que necesita.

Los testimonios son un elemento importante. Mostrar testimonios y clientes satisfechos proporciona a los compradores la confianza que necesitan para comprar tus productos.

Para terminar, una buena estrategia de Ecommerce también debe priorizar la calidad por encima de la cantidad. Es decir, en lugar de ofrecer una selección de productos que es demasiado amplia, lo ideal es limitar dicha selección solo a los productos que se sabe se van a vender bien.

<<No olvides dejarnos tu Like, y si quieres que algunos de nuestros siguientes artículos hable sobre un tema en especial, no dudes en dejarnos un comentario>>