Gestión del Packaging en un E-Commerce

El packaging es importante en consumo masivo, pero también lo debe ser en el mercado minorista y el comercio electrónico. Conocé la opinión de especialistas sobre el futuro del envase.

La directora de Experiencia del usuario e Identificación del producto de Danaher, Danielle Sauve, entrevistó al empresario y VP de Target Store of the Future, Chris Walton, sobre las implicancia del packaging en la industria minorista y el devenir del comercio electrónico.

Walton destaca que por su experiencia la calidad del envase será crucial para que el cliente se detenga en el estante y concrete la compra. El packaging tiene solo unos segundos para captar la atención del cliente, por lo que el diseño es una herramienta de navegación para ayudar al consumidor a detectar lo que busca.

El truco está en que el packaging refleje el nivel del artículo. En el comercio electrónico, la fotografía se convirtió en la estantería, y los gerentes de marca tienen que decidir cómo se ve el producto online.

  • ¿Qué detiene a los compradores cuando buscan por Internet?
  • ¿Qué imagen captura la marca?
  • ¿Es el mismo aspecto y sensación que lo que ves cuando caminas en una tienda, o es algo diferente?

Los gigantes del mercado suelen invertir grandes presupuestos en esta imagen del producto que atomiza toda la información para que la vitrina de la pantalla de la computadora, pero lo importante es entender la diferencia entre un lenguaje virtual y una experiencia en vivo. Lo digital es en realidad una sola puerta de entrada y la estrategia tiene que respetar esa unidad.

Para muchas empresas, simplemente poner un producto en venta a través de Internet es una hazaña. En cambio, los comercios exclusivamente digitales suelen organizar sus datos en una base centralizada, por ejemplo.

empaque de producto

¿Cuáles son las claves para el packaging en el comercio electrónico?

Es importante comprender las diferencias de cada canal, en las tiendas las compañías entienden que el producto es como un lienzo: no se puede pensar el producto, tratar de venderlo y diseñar su packaging como operaciones aisladas, sino que todas van de la mano.

En comercio electrónico se debe trabajar con la fotografía de todo el estante. El paquete que ves en la tienda no es el mismo que en el e-commerce y la experiencia de envío también es diferente.

Las marcas deben comprender que el umbral de la puerta es el primer punto de contacto físico real con sus clientes. Es una nueva oportunidad inexplorada que debe tenerse en cuenta para fidelizar al consumidor.