GAMIFICACIÓN Y PROGRAMAS DE FIDELIZACIÓN: CLAVES PARA CAUTIVAR AL CLIENTE

Las personas tenemos una predisposición al juego y si a ello le agregamos recompensa, armamos un dúo perfecto para fidelizar a nuestros clientes.  Es lo que hoy se llama “gamificación”, una estrategia que desarrolla una relación emocional del consumidor con las marcas, pues hoy sabemos que ni el producto y/o servicio que vendemos lo es todo.  Es en este mundo donde los programas de fidelización que ofrecen recompensas y premios a través de distintos juegos serán los preferidos.

Para implementar una estrategia de fidelidad que considera gamificación efectiva como herramienta de lealtad debemos:

1- Definir objetivos claros: Los juegos deben estar sincronizados con los objetivos de la compañía; es decir, la ruta del juego debe conducir a un comportamientos que la marca o producto quiere  o necesita potenciar.

2- Ser simple: Tanto la nominación de las recompensas como el nivel de dificultad según el progreso de los miembros. Si no, los miembros abandonarán el programa.

3- Motivar: El juego debe ser percibido simple de completar, pero sin que eso haga que el grado de interés se pierda a lo largo del tiempo. Para esto se deben incluir incentivos y desafíos nuevos, regalías por avanzar de nivel, reconocimientos, penalizaciones, etc.

4- Sorpresivo: Para romper con la rutina es necesario dotar al programa de desafíos spot o sorpresa de manera periódica.

5- Storytelling: Es necesaria una historia que le dé sustento al programa.

6- Comunicar efectivamente: Los jugadores deben saber en todo momento en qué nivel del juego se encuentran, cuál es su avance, si hay nuevos desafíos que superar, etc.

7- Entretener: Es uno de los puntos más importantes. Si la gamificación no es entretenida, no será efectiva.

Puedes profundizar más sobre herramientas de fidelización de clientes en nuestra sección de Fidelización